Este blog es para compartir mis experiencias a lo largo de mi vida profesional.

22 nov. 2010

Gobelet

Cuando hablamos de vinos de Uurguay, inmediatamente se nos viene a la cabeza pensar en Tannat, pero curiosamente hay una amplia gama de variedades, para elaborar vinos.
Hay pequeñas bodegas que intentan hacer estudios minusiosos del terroir, clima y condiciones de adaptación de otras variedades, como por ejemplo estos dos vinos de elaboración artesanal de Centro Vitis, en Villa del Carmen - Durazno - Uruguay:

- Gobelet Marselan Roble - 12,5% Alc.
- Gobelet Carmenere Roble - 12,5% Alc.

Dos vinos que respetan la variedad, que expresan el tarroir y que se adaptan a la gastronomía del país.


La primera es originaria de Languedoc - Francia, y es un cruce entre Cabernet Sauvignon y Garnacha. Esta variedad ofrece vinos de mucho color, cuerpo medio, fruta roja fresca, ciruelas, y algo especiado.

El Carménère es originaria de la zona del Medoc en Burdeos, que después de muchos años despues del desastre en 1860 causado por la filoxera, se creía extinta, pero finalmente de redescubrio en Chile, junto a plantaciones de Merlot.

El Carménère se distingue por un color rojo violáceo profundo y un aroma del que sobresalen notas verdes como del pimentón. En su sabor se encuentra chocolate y notas de frutas rojas, bayas y especias. Sus taninos son más amigables y suaves que los del Cabernet Sauvignon. Sus notas vegetales lo hacen menos elegante que un Merlot. Es un vino de cuerpo medio, fácil de beber y que debe beberse joven.


Notas de Cata.

Marselan Roble
Presenta un color rojo picota con ribete púrpura, muy cubierto, limpio y brillante.
Aromas limpios e intensos de frutos rojos de bayas, algo especiado sobre un fondo tostado.
En boca el encuentro es seco, el paso de boca es carnoso, amplio, con cuerpo y buena estructura, taninos marcados y agradables, con recuerdos de fruta negra fresca hacia el final.


Carmenere Roble
De color rojo cereza con ribete amoratado, capa media, limpio y brillante.

Nariz limpia y de buena intensidad, predominan los aromas de frutas rojas, fruta negra, sobre un fondo floral.
Encuntro seco y sabroso, potente paso de boca, taninos de buen calidad, acidez fresca.
Postgusto largo con recuerdos de buena crianza.


Los dos vinos estan estupendos, quizá el Carmenere le biene bien un tiempito más en botella.


Andrea Alonso Castaño 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario